Lugares donde instalar puntos de recarga para coches eléctricos


Pod Point es una empresa que ofrece soluciones para la recarga de los coches eléctricos. Sus soluciones son un buen ejemplo de las diferentes posibilidades de ubicaciones para cada tipo de recarga: para conductores individuales, para instituciones y empresas privadas o públicas, para puntos de recarga en la vía pública y para arquitectos y diseñadores de espacios urbanos.

Pod Point puede instalar un punto de recarga en la casa de un propietario de un vehículo eléctrico. Nissan lo ha elegido como proveedor oficial para algunos cargadores de casa para los clientes de su exitoso Nissan Leaf. Hay diversos modelos. Puntos de carga económicos o electrolineras con todas las funciones de comunicación, que vinculan una cuenta en línea. En el Reino Unido se están ofreciendo subvenciones públicas para instalar puntos de carga como parte de una red de recarga pública. Se trata de crear redes regionales que puedan usar los usuarios por una cantidad de dinero que puede rondar las veinte libras.

Pod Point también ofrece soluciones a las instituciones o empresas que quieras instalar una red de recarga para vehículos eléctricos en sus sedes. Muchos de los coches eléctricos que se venden en la actualidad los adquieren grandes empresas para su flota corporativa. Pero esos coches necesitan recargarse. La manera más sencilla es, sin duda, tener en la propia sede puntos de recarga. De este modo, por el día, los empleados circulan sin contaminar y, por la noche, dejan el vehículo cargándose. Al día siguiente está listo para una nueva jornada laboral.

Otra posibilidad para desarrollar la infraestructura de puntos de recarga para coches eléctricos son las redes públicas de carga. En principio, estarán financiadas por los Gobiernos. Será como la actual red de estaciones de servicio, sólo que en vez de proveer de derivados del petróleo, ofrecerá electricidad. Tanto empresas como organismos públicos pueden pedir un puntos de carga cerca de sus instalaciones.

Una última posibilidad, es instalar puntos de recarga en nuevos edificios, en aparcamientos para coches, en garajes privados o públicos. En fin, en cualquier lugar en el que los coches tengan que estar necesariamente aparcados durante un buen rato. Por ejemplo, en edificios de oficinas o en polígonos empresariales: los conductores llegan a trabajar y, mientras cumplen con su jornada, su vehículo eléctrico se recarga.

Diferentes soluciones para que ningún usuario de un coche que no contamina se quede sin acceso a la electricidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *