Moto eléctrica Yamaha CE-O3

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Porque no sólo de coches vive el hombre (aunque a veces pareciera que así es), también comienzan a salir al mercado de la automoción modelos de motocicletas eléctricas, un medio de transporte que, aparte de lo beneficiosos que resultan para el medio ambiente por no utilizar combustibles fósiles y, por tanto, no emitir gases nocivos, ayudan a reducir los atascos en las grandes ciudades. Por si fueran pocas ventajas, es mucho más fácil encontrar aparcamiento.

La Yamaha CE-03 es uno de estos primeros modelos de motocicleta eléctrica que estará en el punto de mira de los consumidores más ecológicos. Se ha presentado en la feria EV & HEV Drive System Technology Expo 2011, celebrada en Tokio, Japón, en la que se presentan las novedades tecnológicas del sector de la automoción, especialmente, las que desarrollan accesorios más ecológicos para la citada industria.

El modelo CE-03 de Yamaha está pensado para recorridos cortos. Su motor funciona con una batería de ion-litio de alta densidad de 50 V fabricada por Sanyo Electric que permite ir a una velocidad máxima de 30 km/h y recorrer 43 kilómetros con la carga completa.

Además, la batería está alimentada por una unidad de energía súper delgada Yamaha Integrated Power Unit (YIPU) que cuenta con un motor de corriente continua sin escobillas, unidad de control y sistema de engranaje de transmisión total, todo ello para proporcionar energía mecánica a la rueda trasera de la moto. El YIPU tiene una salida de potencia de motor de 1,9 CV.

En principio, los responsables de la nueva Yamaha CE-03 piensan sacarla al mercado con un precio de 2.700 dólares (algo más de 2.000 euros). Un precio que, si se tiene en cuenta que no emite ningún tipo de gas contaminante ni ningún tipo de ruido, no parece excesivamente caro. Las corporaciones locales deberían subvencionar su compra, pues todos ganaríamos con la reducción del tráfico y la disminución de la contaminación ambiental y acústica.

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *