Panel solar para autoconsumo Solarfighter


La empresa española Soltec Energías Renovables ha desarrollado un original sistema de microgeneración fotovoltaica. Lo ha bautizado como Solarfigther. Se trata de una solución integral microfovoltaica para uso residencial que lleva incorporado un sistema propio de seguimiento solar.

Este nuevo panel tiene una gran ventaja: es compacto y se puede transportar fácilmente en cajas. Se compone de un módulo fotovoltaico, un microinversor, un microseguidor, cableado y la propia monitorización del producto, que se puede realizar por medio de un ordenador, una tableta o un teléfono inteligente. El diseño ha sido creado en su totalidad por el departamento de I+D de la compañía, junto con la colaboración del Departamento de Tecnología Electrónica de la Universidad Politécnica de Cartagena.

El gran reto al que se han enfrentado al desarrollar este generador solar ha sido el de querer imitar las ventajas que tiene una gran planta fotovoltaica llevándolas al ámbito residencial. Además, era importante que que la solución permita ser instalada de forma óptima en tan sólo unas horas sobre la cubierta de cualquier vivienda.

Cada una de las placas ocupa una superficie de 1,6 metros cuadrados y genera de 400 a 500 kWh al año. Su precio de venta estará entre los 500 y los 600 euros.

A mediados del año próximo, la compañía quiere comercializar el nuevo invento en los Estados Unidos, ya que la legislación de la mayoría de los estados federales norteamericanos permite la generación de energía para autoconsumo y el volcado y venta de la energía no consumida a la red general. Por desgracia, no ocurre así en el caso de España, hasta que exista una reglamentación que permita volcar a la red la energía no consumida para crear la figura del “prosumidor”.

La apertura de nuevos mercados dependerá de si existe en el futuro un sistema de netmetering o autoconsumo en otros países, como pueden ser Australia, Chile, Italia, Francia, los Países Escandinavos y España (cuando se desarrolle la normativa correspondiente).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *