Paneles solares gestionados por mujeres en la India


Desde 1972, la organización Barefoot College proporciona servicios básicos y soluciones a problemas en las comunidades rurales con el objetivo final de hacerlas autosuficientes y sostenibles. Los proyectos tratan de mejorar el abastecimiento energético, la posibilidad de tener agua potable, la educación, el cuidado de la salud y el desarrollo de terrenos baldíos, entre otras cosas.

Uno de estos proyectos, desarrollado en Tilonia, India, promueve la producción de energía renovable, pero, además, está modificando la vida de mujeres analfabetas y, también, las comunidades a las que pertenecen.

El proyecto consiste en educar a cientos de mujeres (muchas de ellas, ya mayores) para que conozcan, instalen y manejen la energía solar. Aprenden cómo instalar paneles y baterías solares para, después, volver a sus comunidades y trabajar ofreciendo esta fuente de electricidad en zonas donde no hay otra posibilidad.

Naciones Unidas estima que alrededor de 1,5 millones de personas en el planeta aún viven sin electricidad. Así que, proyectos como el de la organización Barefoot College permiten ofrecer este recurso a miles de personas al tiempo que contribuyen al desarrollo de la región modificando el estilo de vida de los habitantes de la zona, especialmente el de aquellas mujeres capacitadas para llevar adelante los proyectos solares.

El desarrollo del proyecto pasa por varias por fases. Primero, se reúne a los ciudadanos para que conozcan los beneficios de la energía solar. Después, se elige a las mujeres que realizarán los cursos en Tilonia, quienes, durante seis meses, serán preparadas por otras personas que ya realizaron la capacitación.

Por último, no deja de ser esencial para el éxito total del proyecto que toda la comunidad se comprometa a trabajar para controlar, administrar y decidir sobre la instalación de los paneles solares. La escuela ya formó a 150 abuelas de 28 países, permitiendo que unas diez mil viviendas tengan electricidad a partir de la energía solar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *