Primera aerolínea británica que vuela con biocombustible


Los aviones cada vez serán más ecológicos. Las tecnologías que usan energía renovable serán cada vez más eficientes y baratas, y los biocombustibles se elaborarán con desechos o con materias primas no usadas como alimentos. El sector de la aviación, en la actualidad, es uno de los que más gases de efecto invernadero emite. Todo ello puede cambiar con el uso masivo y la combinación de diferentes energías renovables y limpias. Queda un largo camino, pero, tarde o temprano los resultados positivos llegarán.

La compañía de transporte aéreo Thomson Airways se ha convertido en la primera aerolínea británica que opera vuelos con biocombustible, marcando así un hito en la historia de la aviación y, también, en la historia de los combustibles procedentes de materias primas renovables. Además, ha hecho un llamamiento para que tanto el sector aéreo como los gobiernos apoyen este modo de volar.

El vuelo recorrerá la ruta desde Birmingham hasta Palma de Mallorca (España), uno de los destinos preferidos por los turistas ingleses, el 28 de julio de 2011. Después de este primer vuelo, desde septiembre, la compañía tiene previsto realizar vuelos semanales con biocombustible en esa misma ruta. Thomson Airways ha señalado que la medida pretende ser una ayuda a su Gobierno para que consiga el difícil objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono en un 50% para 2025. Usar biocombustible en la aviación puede reducir en este sector las emisiones en un 80%, según los cálculos de la compañía. Por ello, también ha pedido tanto al Gobierno del Reino Unido como a la Unión Europea, que este tipo de combustibles reciban ayudas para compensar su mayor coste.

El biocombustible para la compañía Thomson es elaborado por la empresa alemana Sky Energy, especializada en producir combustible sostenible para el sector de la aviación, y que ya surte a otras compañías europeas como la holandesa KLM.

Thomson Airways es una de las aerolíneas con una menor tasa de emisión de CO2 por pasajero, 75 gramos por pasajero y kilómetro. Chris Browne, director ejecutivo de la compañía, ha señalado que con la ayuda de los gobiernos y de la UE, revisando la legislación y apoyando los biocombustibles sostenibles, otras compañías seguirían su ejemplo. Desde el Gobierno británico han aplaudido la medida.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *