Siemens quiere vender su negocio de energía solar para centrarse en la eólica

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Siemens cambia drásticamente su política de energías renovables, tras anunciar que venderá sus actividades en el negocio solar para darle nuevos aires a su estragegia de negocio en energías limpias, centrándose en la eólica y en el sector hidráulico.

En efecto, según reza el Programa 2014 de la compañía, Siemens de desprenderá de sus actividades en energía termosolar y fotovoltáica lo antes posible para reorientar su estrategia de negocio. De hecho, ya está negociando posibles ventas.

La venta de sus actividades mundiales en energía solar obeceden, concretamente, a que las expectativas “no han sido las esperadas”, es decir, el negocio no ha sido suficiente negocio ni tampoco les parece que vaya a serlo. De este modo, siguiendo el Programa 2014, la empresa mirará hacia otro lado, si bien ha comunicado que seguirá al pie del cañón en estos negocios para cumplir sus obligaciones contractuales.

En un comunicado difundido, además, tranquiliza a sus clientes asegurándoles que hasta que se produzcan las ventas, garantiza la atención profesional que venía brindando hasta ahora. Incluso seguirá vendiendo productos para plantas termosolares y fotovoltaicas.

Sin dejar de reconocer la importancia de las energías renovables en el mix energético de la compañía, en el comunicado explican que la solar no formará parte de su futuro, al menos por ahora. El mapa del sector energético de Siemens queda distribuido de la siguiente manera: divisiones de Fossil Power Generation (centrales térmicas), Wind Power, Oil & Gas (soluciones para la industria del petróleo y el gas y centrales térmicas de pequeño y mediano tamaño) y Power Transmission. Con una salvedad: dos de sus divisiones se reestructurarán, pasando a llamrase Fossil Power Generation, Wind Power y Oil & Gas. Por cierto, en la división Wind Power, trabajan más de 7.000 empleados, y alrededor de 2.000 más en servicios relacionados con la eólica, con una cartera de pedidos que ronda los 10.000 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *