Los coches eléctricos podrán recargarse en farolas solares

farolas-solares
Avanzar hacia ciudades más sostenibles es un objetivo que se está afrontando desde diferentes vertientes. Por un lado, está la movilidad más ecológica con apuestas como los coches eléctricos, pero por otra parte también se incide en introducir medidas de eficiencia y sostenibilidad en, por ejemplo, el alumbrado público. Dos campos que no están reñidos. Más bien, a partir de ahora, van unidos porque va a ser posible recargar coches eléctricos a través de farolas solares. Un nuevo avance que llega de la mano de Siemens.

La innovación

La posibilidad de recargar un coche eléctrico a través de farolas solares está más cerca, gracias a la compañía Siemens, que ha anunciado recientemente la compra de una participación en la startup alemana Ubitricity, que ha desarrollado una tecnología con la que es posible obtener electricidad de la red para el vehículo. La particularidad es que este suministro energético procede de recursos renovables porque se obtiene a partir de farolas que emplean principalmente la energía solar.

La ventaja, además, de esta tecnología es que la energía renovable se puede obtener prácticamente en cualquier punto o ubicación, lo que sin duda contribuirá a impulsar el empleo de los coches eléctricos al suprimirse una de las principales barreras: dónde recargar.

Aparte, con esta tecnología, los vehículos pasan a convertirse en dispositivos inteligentes de almacenamiento durante el período de tiempo que están conectados a esa red para recargarse.

farolas-coche-electrico

Cómo funciona

El sistema desarrollado consta de varias partes. Por un lado, incluye un medidor de electricidad inteligente que incorpora el cable de carga y que gestiona la facturación de la batería, aparte de un contrato de electricidad móvil vinculado al cable de carga y las tomas de corriente.

Estas tomas es posible ubicarlas en cualquier lugar, por ejemplo, en parkings, así como en edificios residenciales o comerciales o en otras infraestructuras existentes como pueden ser las farolas.

Precisamente, esta última opción –las farolas-, es la que se está probando a través de un proyecto piloto que se está llevando a cabo en varios distritos de Londres, de manera que los conductores solo tienen que estacionar junto a la farola y activar el móvil para la compra de electricidad, que pasa a ser facturada de forma directa.

Artículos relacionados:

El coche eléctrico y las renovables frenarán la demanda de combustibles fósiles

Objetivo de Merkel: un millón de coches eléctricos por las carreteras alemanas en 2020

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *