Autobuses de bambú que funcionan con biodiésel de coco

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Tabontabon es una localidad filipina que está comenzando una revolución en el sector del transporte ecológico. El proyecto se denomina Toti Eco. En Tabontabon viven unas diez mil personas, de las cuales, el 90% vive de cultivar arroz. Seis municipios dependen administrativa y económicamente de Tabontabon: Dagami, Dulag, Tanauan, Tolosa, Julita y Burauen.

La forma más habitual (hasta ahora) de moverse por esta localidad filipina y sus alrededores han sido las motocicletas. Es una forma cómoda y barata de trasladarse, pero también resulta, a menudo, peligrosa. Numerosos accidentes ocurren en Tabontabon. Además, cuando llueve o pega de lleno el sol, la motocicleta no es un buen medio de transporte en esta parte del mundo. El trasporte colectivo ha sido una solución durante un tiempo, pero, desde hace unos meses, están desarrollando un medio de transporte mucho mejor: más efectivo y ecológico.

La idea partió del alcalde de la localidad, Rustico Balderian, que decidió que había que diseñar y construir un vehículo que se convirtiera en el principal medio de transporte de Tabontabon. No sólo eso, sino que, además, este vehículo tenía que cumplir con cuatro criterios: ser de bajo coste, tener un mínimo consumo de combustible, ser seguro y ser respetuoso con el medio ambiente. ¿Qué alcalde no querría algo así para su ciudad?

Dicho y hecho. Se diseñó y fabricó un vehículo de bambú (en un 90% de sus componentes) que se mueve gracias a biodiésel de coco. Por tanto, es doblemente respetuoso con el medio ambiente: en su fabricación y en su uso diario. El bambú es una planta que crece en la zona y es renovable. Además, tiene la resistencia parecida a la del acero. Por último, estos autobuses ecológicos se han fabricado por jóvenes trabajadores de la localidad que habían dejado la escuela.

Hay dos modelos de vehículos Toti (Industria de Transporte Ecológico de Tabontabon, por sus siglas en inglés): el Eco 1, con capacidad para veinte personas, incluido el conductor; y el Eco 2, con asientos para ocho pasajeros. Ambos modelos pueden circular ocho horas seguidas con un galón de combustible biodiésel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *