El mercado de los biocarburantes crecerá un 100% hasta 2015


Según el estudio “Biofuels Consumption: Global Industry guide 2011”, el consumo de biocarburantes en todo el mundo alcanzará un valor de 250.000 millones de dólares (unos 174.000 millones de euros) hasta 2015, lo que supondrá un aumento del 100% respecto a los valores de 2010.

El consumo mundial de biocarburantes alcanzó, en 2010, un valor de mercado de 127.587 millones de dólares. Esto supone un crecimiento del 24,4% respecto al año anterior. En la guía de los biocombustibles pronostican que, durante los próximos años, se mantendrá ese incremento y que, en 2015, se llegará a un valor de 250.511 millones de dólares, es decir, un aumento del 96,3% desde 2010.

También se ha calculado en el informe el consumo mundial de biocarburantes en términos de volumen. En 2010 llegó a los 643,4 millones de barriles (la medida del barril es la que se usa para los de petróleo, es decir, 160 litros). Este consumo significa que la industria creció un 14,3% con respecto al nivel del año anterior. En los próximos años, se prevé que el consumo aumente un 71,8% hasta 2015, cuando se alcanzará, según las previsiones, un volumen de ventas de 1.105 millones de barriles.

Por otra parte, la Comisión Europea ha autorizado los primeros sistemas de garantía de sostenibilidad de biocombustibles. Con esta decisión se pretende asegurar que los carburantes de origen vegetal no dañan entornos naturales, contaminan menos que los fósiles y no compiten con cultivos destinados a la alimentación humana. Además, ha establecido el objetivo de que, para 2020, al menos el 10% de los combustibles para el transporte sean de origen renovable, sostenible y responsable. En los siguientes años, además, la cifra seguirá subiendo.

El objetivo final de la Unión Europea es proteger los bosques tropicales y otros espacios con ecosistemas valiosos y rica biodiversidad, además de evitar que los cultivos reduzcan la producción de alimentos en países en desarrollo. Porque los biocombustibles no tienen por qué dañar el medio ambiente ni perjudicar al ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *