Etanol a partir de biomasa, el futuro de la bioenergía


La biomasa desempeñará un papel esencial en el suministro de energía sostenible en el futuro. Así lo ha asegurado el director de la European Biomass Conference and Exhibition, Bernd Krautkremer, celebrada en Milán, Italia. Las tecnologías de conversión de biomasa están progresado muy rápidamente y están en condiciones de dar el salto comercial en los próximos años. En este sentido, el etanol lignocelulósico (elaborado a partir de madera y residuos vegetales) se destaca como el mejor situado.

Se habló mucho de biocarburantes en la vigésima edición de la European Biomass Conference and Exhibition. Uno de los foros que más éxito tuvo fue el llamado “Fuel, food & the environment. The bioenergy challenge”. Se habló sobre establecer objetivos conjuntos de producción y consumo de biocarburantes (en referencia al 10% de la Unión Europea para 2020) pensando en las características de cada región y cada país. La ventaja es que estos combustibles cuentan con complejas y polifacéticas características.

El director general de la conferencia, aseguró que la bioenergía y sus múltiples recursos, tecnologías y usos asociados pueden consolidar su uso mundial, en clara referencia a las biorrefinerías. La biomasa tendrá, en definitiva, un papel clave para un suministro sostenible en la transición hacia un nuevo modelo energético.

Las tecnologías de conversión de biomasa han progresado rápidamente en el último año y, en algunos casos, se han dado pasos de gigante. Se espera alcanzar la realidad comercial en los próximos cinco años, antes de la meta de 2020 en Europa. En el caso del etanol lignocelulósico, ya hay plantas en construcción. En todo caso, hay muchos retos y se seguirá apostando por la I+D durante mucho tiempo. Se trata de perfeccionar tecnologías que acerquen la biomasa al mercado.

El premio Johannes Linneborn por los logros conseguidos en el desarrollo de la biomasa fue concedido al científico Hermann Hofbauer, de la Vienna University Technology, por su contribución y liderazgo durante más de treinta años en el desarrollo e introducción en el mercado de varias tecnologías importantes para la producción de bioenergía, entre la que destaca la gasificación de biomasa mediante lecho fluido.

La empresa sueca World Thermal Service AB recibió otro galardón por su destacada contribución al desarrollo del sector energético de la biomasa y su mercado, centrada especialmente en el desarrollo y comercialización de quemadores para calderas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *