FCC inaugura aparcamientos con puntos de carga para coches eléctricos

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Más empresas que invierten en energía limpia. En este caso, hablamos de la española FCC, que ha instalado puntos de recarga para coches eléctricos en su sede principal, en Madrid. Se trata de plazas de aparcamiento con puntos de red de energía para recargar las baterías de litio de los vehículos eléctricos.

Este sistema de recarga permitirá realizar, en unas seis u ocho horas, una carga completa de la batería del vehículo. Los nuevos puntos de carga de vehículos eléctricos instalados son compatibles con todas las marcas y fabricantes de automóviles.

Las nuevas instalaciones de recarga constituyen uno de los compromisos medioambientales prometidos por FCC. Se extenderá, en los próximos meses, y según la demanda de los empleados, al resto de las plazas de estacionamiento del citado edificio, así como a otros de la compañía. En la mítica Torre Picasso del Paseo de la Castellana ya existen dos plazas de aparcamiento de este tipo.

En la inauguración se llevó a cabo una demostración del funcionamiento de los puntos de red. Para ello, se aprovechó un automóvil desarrollado por una filial de la compañía, Cemusa, el vehículo eléctrico de pila combustible y energía solar llamado Episol; y también un modelo de Citroën, el C-Zero, pues las dos compañías tienen un convenio de intenciones firmado. Con este acuerdo, ambas compañías están llevando a cabo estudios preliminares e investigaciones para el desarrollo del coche eléctrico, además de acordar el posible suministro de vehículos eléctricos para ser utilizados por los empleados de FCC.

FCC quiere adquirir otros compromisos voluntarios de responsabilidad ambiental e impulsar iniciativas que promuevan una reducción del impacto de sus actividades en el medio ambiente. Al acto de presentación de los nuevos puntos de recarga asistieron los principales representantes de la compañía implicados en el proyecto. Es el primer paso indispensable para una movilidad sostenible. El segundo será que los empleados comiencen a usar coches eléctricos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *