Hamburgo-Frankfurt, primer vuelo diario con biocombustible

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


La compañía aérea Lufthansa ha realizado su primer vuelo regular con biocombustible. Se trata de un vuelo de una aeronave Airbus A321 equipado con Motores International Aero Engines (IAE), que cubrirá la ruta Hamburgo-Frankfurt.

Los vuelos diarios entre Hamburgo y Frankfurt serán los primeros del mundo que se realicen con una mezcla, al 50%, que lleva biocombustible de Aceite Vegetal Hidrogenado (HVO). Desde 2009, la aerolínea alemana trabaja en este proyecto para el uso de combustibles alternativos para el transporte aéreo.

Las emisiones de dióxido de carbono que emite este biocombustible son absorbidas por las cosechas de biomasa con el que se elabora, de modo que se neutralizan las emisiones de carbono. Los vuelos continuarán durante un periodo de seis meses como parte del proyecto Burn Fair, dentro del programa de I+D (Investigación y Desarrollo) de la compañía, que tiene como objetivo estudiar el impacto a largo plazo de los biocombustibles sostenibles utilizados por la aviación como alternativa al combustible convencional procedente de derivados del petróleo y mucho más contaminante.

En este proyecto, Airbus ofrece asistencia técnica y monitoriza el comportamiento del combustible en vuelo. El biocombustible HVO es suministrado por la compañía finlandesa Neste Oil, que ha llegado a un acuerdo a largo plazo con Lufthansa. El combustible sólo se produce a partir de cosechas sostenibles y se aseguran que no compiten con las cosechas alimentarias, el agua o la propia tierra. Además, Neste Oil es miembro de la Mesa Redonda sobre Biocombustibles Sostenibles (RSB) y de la Mesa Redonda sobre el Aceite de Palma Sostenible (RSPO).

El queroseno biosintético utilizado por Lufthansa en este vuelo se ​​deriva de la biomasa pura (biomasa a líquidos – BTL) y se compone de jatrofa, camelina y grasas animales. El proveedor proporciona la prueba de la sostenibilidad de sus procesos para cumplir con los criterios establecidos por el Parlamento Europeo y del Consejo en la Directiva de Energías Renovables.

Por otra parte, grupos ecologistas han criticado la medida, ya que consideran que la ruta se puede hacer en cuatro horas en tren, un medio de transporte más sostenible y menos contaminante. Además, critican que Lufthansa ha afirmado que está intentando conseguir todos los frutos de jatrofa del mercado para el futuro suministro de agrocombustibles y que la expansión de estos cultivos ha sido responsable de los acaparamientos de tierra y los desalojos forzosos de muchas comunidades locales en países como la India o Mozambique.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *