La competencia hace más eficiente la energía solar


Foxconn Technology Group es una empresa taiwanesa considerada como el mayor fabricante mundial de componentes electrónicos por encargo. Algunas de sus fábricas de China producen los aparatos electrónicos más populares del mundo, entre otros, algunos dispositivos de Apple. (Sus condiciones laborales, por otra parte, han sido a menudo criticadas. Fue especialmente conocido un episodio de suicidios de varios de sus empleados.)

El caso es que Foxconn parece dispuesta a diversificar su negocio y va a comenzar a fabricar módulos de energía solar. Hasta ahora, las empresas chinas eran las que habían bajado de forma espectacular los precios de dichos módulos. Pero, con la irrupción de esta empresa en el mercado, los precios pueden bajar aún más. Por consiguiente, si cuesta menos invertir en una planta solar, por ejemplo, la energía producida será, lógicamente, más barata.

Claro que, por otra parte, esto no va a ayudar a la recuperación de la ya maltrecha industria solar de Estados Unidos, Japón y Europa. La compañía taiwanesa, un gigante que tiene contratos como el iPhone de Apple, ha comenzado a trabajar en una fábrica de módulos solares en el este de China, provincia de Jiangsu, cerca de la sede de Suntech Holdings Co. Power (STP), la mayor fábrica de silicio del mundo, material indispensable para producir módulos fotovoltaicos.

Pero ahí no acaban los planes de Foxconn con la energía solar: quiere construir nuevas fábricas y reducir los costes por unidad producida. Mayor capacidad y menores precios. Los compradores de módulos estarán encantados, pero los productores ven cómo una feroz competencia se les viene encima. Bien, ¿no queremos una energía solar más eficiente para que pueda competir con el petróleo y otras energías sucias?

Los precios para las células solares han disminuido un 62% este año. Las empresas chinas, capitaneadas por Suntech, han impulsado la producción y han ganado cuota de mercado a costa de sus rivales europeos y japoneses. La entrada de Foxconn en la industria no puede hacer otra cosa que seguir bajando los precios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *