Placas solares para recargar vehículos en el zoo de San Diego


Si los parque zoológicos fueran consecuentes con lo que representan, esto es, tratar de concienciar a los visitantes sobre la importancia de respetar la naturaleza enseñando cómo se comportan y cómo son los animales, deberían impulsar otras medidas para proteger el medio ambiente. En especial, deberían usar la energías renovables y limpias para hacer funcionar las instalaciones. Porque es un poco contradictorio que se quiera proteger a los animales mientras se contribuye al cambio climático.

Hay honrosas excepciones, zoológicos sostenibles, que sí impulsan medidas de ahorra energético y apuestan por la generación de energía renovable. Es el caso de el Zoológico de San Diego y el Parque Balboa, en el estado de California (Estados Unidos), en el que han instalado una serie de placas solares para recargar vehículos eléctricos.

El proyecto se llama Solar-to-EV y forma parte del plan general de la Smart City San Diego. Son diez marquesinas solares ubicadas en los aparcamientos del zoológico. La instalación solar puede producir 90 kilovatios (kW) de electricidad (se podrían abastecer unas sesenta viviendas de tamaño medio).

Las placas solares están conectadas a cinco estaciones de recarga para vehículos eléctricos. La electricidad generada gracias al Sol se almacena en baterías de 100 kW, conectadas a la red eléctrica general de la institución, que puede compensar parte de su consumo cuando no se recargan vehículos.

Independencia energética

Así, estas marquesinas dan sombra al mismo tiempo que proporcionan energía limpia y renovable. La instalación evitará la emisión a la atmósfera de 86 toneladas de dióxido de carbono (CO2) cada año. Tal cantidad es similar a la de plantar 2.788 árboles.

El plan general para el ahorro energético de la región, la Smart City San Diego, es un proyecto que impulsa proyectos para lograr la independencia energética de la zona, reduciendo las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y ser líder en energías sostenibles. La iniciativa está siendo apoyada por el Departamento de Energía de Estados Unidos, que la ha apoyado con casi 100 millones de dólares.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *