Puntos de recarga rápida en el coche


Uno de los aspectos que está frenando la instalación de infraestructuras adecuadas para los vehículos eléctricos es que los puntos de recarga rápida son muy costosos. A nadie le apetece -ni es práctico en el día a día- esperar horas a que su flamante coche eléctrico se recargue para poder seguir circulando.

En definitiva, hay pocos puntos de recarga rápida. Así que Renault y Smart han decidido tomar cartas en el asunto y ser ellos mismos los que instalen esos puntos rápidos, pero no en las calles, sino en sus modelos.

La idea es poner el cargador rápido dentro del coche para así abaratar el coste de los puntos de recarga rápida y facilitar el esfuerzo que deben hacer administraciones públicas y empresas en el desarrollo de la infraestructura.

Los cargadores estarán instalados dentro del coche. Habrá uno de 43 kW en el Renault ZOE y otro de 22 kW en el Smart ED, dos sistemas que les permiten acceder a recargas rápidas sin necesidad de acudir a una estación con un coste astronómico. Por ejemplo, en el caso de las estaciones CHAdeMO que alimentan a modelos como el Nissan Leaf y los Citroën C-Zero, superan los 12.000 euros.

El objetivo de la iniciativa es que el despliegue de estaciones de recarga rápida se acelere, pues los precios se ven divididos hasta los menos de 2.000 euros para el Smart, un modelo donde este cargador es un accesorio por el que tendremos que pagar 2.900 euros extra, mientras que en el ZOE será gratuito y cuya estación de recarga rápida rondará los 3.500 euros. Se reparte la inversión y se abaratan los precios.

Cuatro potencias de carga

Cuando comiencen a venderse en masa tanto el Smart como el Renault ZOE deberá ser un incentivo para la instalación de puntos de recarga rápida por parte de fabricantes, instituciones y empresas. Así, habrá un buen número de coches en la calle y puntos de recarga viables desde el punto de vista económico.

En el caso del ZOE, podrá recargar con cuatro tipos de potencias, desde una convencional de 230 voltios, para lo que necesitará entre seis y nueve horas para una recarga completa, pasando por los 11 kW, que nos permitirá recuperar la energía en apenas dos o tres horas, los 22 kW, una hora para una recarga completa, y los 43 kW, apenas 30 minutos para alcanzar el 80% de la carga.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *