Reino Unido quiere que las renovables le proporcionen entre un tercio y la mitad de la energía en el 2030

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Los Juegos Olímpicos de Londres 2012 no sólo son una incesante celebración de pruebas deportivas. Un gran evento de tal proyección mundial también han sido la ocasión perfecta para organizar una serie de encuentros económicos internacionales en dicha capital, uno de los cuales versaba sobre energías. En su inauguración, el viceprimer ministro británico, Nick Clegg, ha declarado que el Reino Unido está poniendo en marcha millonarias inversiones que fomentarán el empleo y las energías verdes con la intención de que éstas proporcionen entre el 30 y el 45 por ciento de la energía de todo el país no más allá del 2030.

Celebrada este lunes y martes en Lancaster House, la reunión fue una especie de cumbre dedicada a la energía, y se planeó dentro del marco de los 18 eventos de negocio internacional organizados por UK Trade & Investment con motivo de estas Olimpiadas.

En ella, Clegg hizo toda una declaración de intenciones de futuro en su discurso, que dio paso a numerosas ponencias, una de ellas a cargo del ministro británico de Energía y Cambio Climático, Edward Davey, además de otras muchas realizadas por delegados de compañías de energías limpias de todo el mundo, todas ellas bajo el leivmotiv de las infraestructuras del sector energético en el Reino Unido.

En la línea del viceprimer ministro, Davey afirmó que el país está creando oportunidades de inversión a largo plazo en energías limpias, algo de lo que, por cierto, no pueden presumir otros países, como España. “El Reino Unido es uno de los países en los que resulta más fácil hacer negocios y estoy decidido a mantener nuestra reputación como destino estable para la inversión energética”, dijo.

Pero ojo, porque esa estabilidad no sólo se refiere a las renovables, tal y como apunta el mandatario: “Ya sea gracias a nuestro boyante sector de las renovables o a la exploración de yacimientos de gas y petróleo en el Mar del Norte, la nueva energía nuclear o la captura y almacenamiento de carbono, nunca ha habido un momento más emocionante para el sector británico de la energía”. No en vano, el Reino Unido tiene una serie de puntos fuertes en distintas industrias energéticas, como el petróleo y gas, generación de energía nuclear, renovables y termal. Y, por lo visto, no está dispuesto a renunciar a ellos. En fin, no es que sigan el envidiable camino germano del apagón, precisamente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *