Vivir sólo con renovables

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Lo que hace años parecía una utopía, hoy puede ser una realidad. Vivir consumiendo sólo energía renovable. Combinando la energía solar, un coche eléctrico y una red inteligente que gestione toda esa energía sería posible llegar al total autoconsumo energético. Quizá habría que añadir que sería necesario también un cambio de mentalidad: promover el ahorro de electricidad y perseguir a toda costa la eficiencia energética.

En Estados Unidos lo han comenzado a ofrecer como una posibilidad de negocio. De negocio para las empresas que proveen de tecnología solar, claro. Aunque no sería mala idea que llegaran a un acuerdo todas las renovables y se combinara la energía proveniente del sol, con la que proporcionan el viento o la biomasa (y cualquiera otra mientras sea limpia).

En la base de todo este sistema de autoconsumo energético se encontraría una instalación de paneles fotovoltaicos en la vivienda que, además, tendrían que poder proveer de energía al coche eléctrico de la familia. Pero la novedad son unos sistemas que han llamado smart grid (red inteligente), un método que permitiría vender la energía no consumida a la red en los picos más altos de precio.

Este sueño ya es realidad. En San Diego, la triple combinación de paneles, coche eléctrico y la mencionada smart grid ya es posible. El servicio lo ofrece la compañía eléctrica San Diego Gas & Electric (SG&E). Esta empresa ya ha comenzado a distribuir su red inteligente en algunas viviendas de la zona de su competencia. Por tanto, esta smart grid permitirá al dueño de una instalación fotovoltaica vender la energía no consumida a la red. Los precios son mayores durante el día, cuando la demanda de energía eléctrica se incrementa (pero no se usa tanta electricidad en el hogar porque los miembros de la familia se encuentran en el trabajo o en la escuela), mientras que por la noche la demanda de electricidad y los precios se abaratan.

Por la noche, eso sí, se produciría la recarga del coche eléctrico. En Estados Unidos, tanto el uso de coches no contaminantes como la instalación de paneles fotovoltaicos en los tejados residenciales, se abarata cada vez más. Quizá el Gobierno de ese país esté haciendo mucho por el medio ambiente y aún menos por el cambio climático, pero si empresas emprendedoras y ciudadanos concienciados sí lo hacen, se compensa con creces.

Que no nos engañen. Se puede prescindir del petróleo y de las energías contaminantes. Sólo hay que permitir que la gente, a título individual, apueste por las energías renovables. Pero, para ello, hay que cambiar el sistema eléctrico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *