Electrolineras en Zaragoza


Otra ciudad que se decide a apoyar el uso de los coches eléctricos. El Ayuntamiento de Zaragoza (España) instalará treinta y tres puntos de recarga para este tipo de vehículos en tres aparcamientos públicos del centro de la ciudad. Además, serán gratuitos durante los primeros seis meses. Así mismo, en un futuro, está previsto instalar nuevos puntos de carga en zonas azules.

En el aparcamiento de la Plaza del Pilar, en el centro de la ciudad, se ubicarán once de las treinta y tres electrolineras. Otras once se instalarán en el aparcamiento de los juzgados y otras tantas en el del Mercado Central.

El proyecto ha sido financiado por el Fondo Estatal para el Empleo y la Sostenibilidad Local. Según el consejero municipal de Urbanismo, Infraestructuras, Equipamientos y Vivienda, es una medida más cualitativa que cuantitativa, pero es un primer paso y un modo de dar ejemplo para la progresiva implantación de los vehículos eléctricos.

Aunque, por el momento, la demanda de coches eléctricos en la ciudad es escasísima, el Ayuntamiento de Zaragoza quiere que la ciudad esté preparada para el crecimiento de los próximos años. Algunos cálculos prevén que en 2014 habrá en España unos 250.000 vehículos impulsados por electricidad, según datos del Ministerio de Industria. España cuenta, de momento, con unos seiscientos puntos de recarga de coches eléctricos.

Zaragoza, junto a San Sebastián, trabaja en un programa llamado Cityelec, impulsado por el Gobierno de España, que tiene como objetivo desarrollar sistemas e infraestructuras para la movilidad urbana basada en vehículos eléctricos.

El sistema de los aparcamientos de Zaragoza se usará con una tarjeta de recarga por la que se depositará una fianza de tres euros. Existirán plazas específicas debidamente señalizadas para el uso de los cargadores. Después de haber realizado la recarga, se devolverá la tarjeta, donde se calculará la energía consumida. El usuario también tendrá que abonar el tiempo que haya permanecido en el aparcamiento.

Todos los cargadores, excepto dos, son de recarga lenta, en la que se precisan de seis a ocho horas para llenar por completo la batería del vehículo. Una de las plazas del aparcamiento de la Plaza del Pilar y otra de las de Juzgados serán de recarga rápida, en la que con quince minutos será suficiente para llenar la batería. Eso sí, serán más caras.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *