En Qatar se cultivan pepinos en el desierto con energía solar


Las nuevas técnicas agrícolas junto con las energías renovables pueden permitir cultivar en zonas áridas. En desiertos, incluso. Se trata de cultivos regados con técnicas de cultivo que buscan la eficiencia en el riego y usan agua del mar desalinizada con la ayuda de la energía que proporciona el Sol.

De este modo, se podrían reverdecer algunas zonas desérticas y producir alimentos en algunas zonas que, hasta ahora, habían sido improductivas. También se puede, a partir de la energía solar, como es lógico, obtener agua potable y energía. Hablamos del Sahara Forest Project.

El Sahara Forest Project es un proyecto que se desarrolla en varios países, pero que está dando sus primeros resultados positivos en Qatar. Se ha instalado una planta piloto, inaugurada oficialmente por el príncipe heredero del emirato, Sheikh Tamim bin Hamad Al Thani, que ocupa 10.000 metros cuadrados. Es una forma de promover y comercializar las tecnologías verdes en las zonas desérticas para producir alimentos, agua dulce que se pueda beber y energía. Los delegados de la conferencia sobre el clima de Doha pudieron probar los pepinos cultivados allí.

Hay otra planta piloto en Jordania. El Sahara Forest Project usa los dos tipos de energía solar, la fotovoltaica y la termosolar. Para enfriar el sistema energético, usa agua de mar, así como tejados que producen un efecto invernadero para disipar el calor residual.

Algas para biocombustibles

El calor de los espejos de la instalación termosolar activa un sistema de desalinización por el que se consigue agua destilada para las plantas que se han cultivado en el invernadero. El calor residual se utiliza para calentar los invernaderos en invierno y para regenerar el producto desecante utilizado para deshumidificar el aire. La instalación de Qatar es un campo de pruebas para la nueva tecnología. Si funciona de forma correcta y eficiente, la idea se trasladará a otras regiones.

Los invernaderos refrigerados con este sistema crean condiciones perfectas para el crecimiento de verduras en regiones desérticas. La planta de Qatar cuenta, por otra parte, con un centro de investigación que está estudiando el cultivo de algas para elaborar biocombustible, así como para servir como alimento para peces y otros animales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *