La energía solar en México


La energía solar tiene un enorme potencial en tierras mexicanas, de eso no hay duda ninguna. El problema es, lógicamente, encontrar la inversión y la oportunidad práctica para aprovechar esas tremendas posibilidades que brinda el entorno. Actualmente, pese a los avances en políticas energéticas que impulsan las renovables, todavía se está lejos de alcanzar objetivos del nivel que le correspondería al país, con capacidad teórica para convertirse en una potencia mundial en el sector.

El autoabastecimiento nacional podría llevarse a cabo de forma relativamente sencilla. Según algunos estudios, tan sólo sería necesario cubrir con paneles fotovultaicos el 1 por ciento del desierto de Sonora (unos 3.000 kilómetros cuadrados) para cubrir la demanda energética de todo el país.

La estrategia política actual prevé una transición energética que vaya dando protagonismo a las energías limpias, especialmente la solar y la eólica, ambas con gran potencial. En concreto, el país se propone convertirse a medio plazo en el mayor productor del mundo de energía proveniente del astro rey y, actualmente, la intención es construir parques solares a gran escala en el desierto de Sonora a partir del 2014, uno de los lugares con mayor radiación solar del mundo.

Un futuro prometedor

El plan se iniciará tras comprobar el éxito de algunos de sus proyectos estrella, como una prueba piloto con 180 paneles solares o la primera Central de Ciclo Combinado con Campo Solar que se construye en Latinoamérica, llevado a cabo por empresas españolas y financiado con dinero público, privado y donaciones internacionales.

Iniciadas las obras a mediados del 2011, se prevé que finalicen en dos años y medio, y una vez en funcionamiento proveerá de electricidad a los estados del noroeste, produciendo una gran cantidad de energía eléctrica de hasta 535 megavatios.


Asimismo, la energía fotovoltaica se ha abaratado. Si hace una década costaba 5 dólares el vatio, en la actualidad está en alrededor de 1.50 dólares, por lo que la generación a iniciativa particular para uso doméstico también se convierte en una opción interesante.

Los últimos datos sobre la energía solar instalada en México son positivos y esperanzadores. Si en 2011 se instalaron 7.5 megavatios, la cifra se duplicó en 2012, con 15 vatios instalados, y en 2013 se espera la misma progresión desde la Asociación Nacional de Energía Solar.

2 comentarios

  1. Hola Claudia,
    La misma administración mexicana o la Universidad de Sonora (Unison) podrían ser fuentes útiles. Un saludo y gracias por comentar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *