Neste Oil opera dos de las mayores fábricas de biocarburantes

Share on Facebook0Tweet about this on Twitter0Share on Google+0


Neste Oil inauguró en diciembre de 2011 en Rotterdam una planta de producción de biodiésel. La planta destaca por un elevado volumen de producción y una gran variedad de productos de partida utilizados (cultivos energéticos, residuos agroalimentarios, aceites de algas y vegetales usados, y grasas animales). Con esta instalación, Neste Oil es propietaria de dos de las mayores instalaciones productoras de biocarburantes del mundo.

La otra está en Singapur y presenta las mismas características. Como la planta asiática, la de Rotterdam también produce biodiésel con la tecnología NExBTL, patentada por la compañía finlandesa. La materia prima para elaborar biodiésel puede diversificarse enormemente y es precisamente el camino que sigue la empresa Neste Oil.

Según datos aportados por la propia empresa, la planta, que se acerca al concepto de biorrefinería, tiene una capacidad de producción anual de 800.000 toneladas y ha supuesto una inversión de 670 millones de euros. El sistema NExBTL admite una amplia variedad de aceites vegetales, subproductos del refino de aceites vegetales (por ejemplo, estearina), así como aceites usados y grasas que cumplen con los estrictos criterios de sostenibilidad incluidos en el Directiva de Energías Renovables de la Unión Europea.

Entre las materias primas usadas también está el aceite de algas, gracias, sobre todo, a diversos estudios que la compañía finlandesa desarrolla junto a organismos de investigación holandeses.

Según la información que proporciona Neste Oil, la producción está reconocida por el ISCC (International Sustainability and Carbon Certification), uno de los siete primeros esquemas de certificación de sostenibilidad de biocarburantes aprobados por la Comisión Europea.

Con la factoría de Rotterdam, que, además, emplea a 150 personas, Neste Oil suma anualmente una capacidad de producción de dos millones de toneladas de biocarburantes. A las mencionadas de Singapur y Holanda, se añaden dos plantas en la refinería de Porvoo, en Finlandia, que entraron en funcionamiento en 2007 y 2009, y tienen una capacidad total de 380.000 toneladas anuales.

Energía sostenible para una economía sana y la creación de empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *