Nuevo método para obtener energía de las corrientes marinas con menos coste

corrientes-marinas
Algunas fuentes de energías renovables tienen hoy el día el problema de que su coste es elevado, lo que lastra su rentabilidad y la posibilidad de aprovechar todo su potencial para emplearlas y sustituir el consumo de energías fósiles. Es una situación que se produce con las corrientes marinas. Sin embargo, un grupo de investigación de la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) ha desarrollado un nuevo método que reduce costes, haciendo que obtener energía de las corrientes marinas a gran profundidad sea más competitivo. Un avance que es clave porque se estima que alrededor del 80% de la energía de estas corrientes marinas se localiza a más de 40 metros de profundidad.

El desarrollo

El principal avance de esta investigación se centra en el desarrollo de nuevos procedimientos y diseños para que obtener energía de las corrientes marinas a gran profundidad se haga con menos coste. En concreto, la investigación ha conseguido bajar en un 30% el coste estimado de la energía producida.

Esto se ha logrado con el desarrollo de un método, dentro del grupo de Investigación Tecnológico en Energías Renovables Marinas (Giterm), que permite analizar el coste del ciclo de vida de un parque de generación de energía eléctrica. Este dispositivo, que se ha denominado Gesmey, incluso es posible utilizarlos en fases iniciales de diseño.

Este dispositivo, que ha sido patentado, se ha probado ya en el mar para trabajar sumergido totalmente. Las pruebas realizadas han permitido evaluar diferentes alternativas de diseño para reducir los costes de producción de energía y que esta fuente pueda ser más competitiva tanto económica como técnicamente.

corrientes-marinas

Evolución de los equipos

Los análisis económicos se integran además en el desarrollo de nuevos sistemas de fondo que son más simples, pero también más robustos. Para llevarlos a cabo, se han empleado herramientas de simulación y control que han sido desarrolladas por este mismo grupo de investigación.

Estas herramientas y los procesos realizados han llevado a su vez a introducir cambios en el diseño inicial de Gesmey. En concreto, el sistema de fondeo ha evolucionado de generadores con gran rotor, como si fuera de un molino de eólica, a varios rotores como el dispositivo Hive-TEC, que también fue patentado por la UPM y que reduce el coste estimado de la energía producida en un 30% aproximadamente.

Ahora, el siguiente paso es llevar a cabo con éxito una comercialización de los dispositivos de energía renovable maremotriz.

Artículos relacionados:

Holanda apuesta por la energía eólica marina a coste cero

Las energías marinas, claves para crear empleo y para contribuir en la recuperación de la economía europea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *