Puntos de recarga rápida en España, una oportunidad de empleo


Ibil es una empresa que nace de la colaboración entre el Ente Vasco de la Energía (EVE) y la compañía Repsol. Dicho acuerdo se firmó en octubre de 2009, mientras que la sociedad se constituyó un año después, en octubre de 2010, participada al 50% entre los dos socios. Ibil es un gestor de carga del sistema eléctrico.

La empresa que promueve el coche eléctrico comenzó a funcionar en Euskadi, pero el objetivo es dar el salto al resto del Estado español. Es el negocio del sector de los puntos de recarga, un nicho de mercado con un evidente futuro, aunque, hasta el momento, apenas ha recibido empresas con voluntad ni los recursos necesarios para despegar. Tal vez por ello, tampoco el vehículo eléctrico acaba de despegar.

Con un presupuesto estimado de unos 84 millones de euros, Ibil creará algo más de mil empleos directos, antes de 2015, para la fabricación y mantenimiento de las estaciones de recarga para vehículos eléctricos. En una primera fase, la expansión se producirá en ciudades como Madrid, Barcelona y Sevilla.

Ibil ya ha instalado más de cien puntos de recarga en Euskadi, con una inversión superior a los 12 millones de euros. El Gobierno vasco apoya este entramado industrial alrededor del coche eléctrico, algo que creará riqueza y empleo.

En concreto, se espera que aumente el negocio en la fabricación e instalación de puntos de recarga rápida, los que, en unos pocos minutos, permiten recargar la batería de un coche, eliminando uno de los principales problemas de este tipo de vehículos e incentivando su compra.

Así pues, el proyecto de Ibil es a largo plazo, si se tiene en cuenta la evolución de las ventas de coches eléctricos en España. Algunos expertos esperan que la tendencia cambie en los próximos doce meses debido a la distribución de nuevos modelos en el mercado y a la subida del precio de los carburantes fósiles.

Según las estimaciones, para 2020 serán unos 43.000 los vehículos eléctricos circulando por las carreteras españolas, que dispondrán de una red de unos 13.000 puntos de recarga públicos. Hay negocio. Hay empleo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *