Renacimiento nuclear nipón con la victoria conservadora


Japón anda que , que no, con el abandono de la energía nuclear, pero el resultado de las elecciones ha dado el triunfo al Partido Liberal Democrático (PLD), y eso significa algo muy claro: también ha ganado la apuesta pro nuclear.

Así, aunque millones de ciudadanos japoneses se han mostrado partidarios de decir un adiós definitivo la energía nuclear y el activismo arde al respecto, ha ganado un partido que pone por delante la solución de los problemas económicos. Es decir, que deja en segundo término el tema de prescindir de las centrales nucleares. Resultado: muy probablemente no se seguirá el vigente plan de retirada progresiva de la producción nuclear en las próximas tres décadas del gobierno saliente de Yoshihiko Noda.

En el mejor de los casos, éste sufrirá una reforma o bien se dejará de lado, directamente. En su lugar, se prevé revisar el medio centenar de reactores del país, de los cuales sólo dos están en funcionamiento, con el objetivo de conocer sus condiciones y ver si pueden volver a ponerse en marcha cuanto antes.

Un Japón más fuerte

Por lo tanto, a no ser que cambien mucho las cosas, el Japón conservador verá renacer la energía nuclear con la intención de fortalecer económicamente al país. De hecho, el mundo empresarial celebra la victoria conservadora como mejor sabe hacerlo, aumentando su confianza en las cotizaciones.

En concreto, los valores nipones en la bolsa ya han experimentado una subida ante estas buenas perspectivas empresariales a corto y medio plazo. Sin ir más lejos, Tokyo Electric Power (Tepco), la empresa que gestion la central de Fukushima, ha experimentado una espectacular subida de casi un 33 por ciento. Recordemos que la planta de Fukushima sufrió un accidente nuclear en marzo del 2011, cuyas radiaciones todavía siguen provocando terribles consecuencias en el entorno y en los habitantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *