Usar cáñamo como biocombustible


El cáñamo es una de las plantas más productivas que se conocen. Antiguas civilizaciones ya la usaban para elaborar papel, prendas de vestir y otro tipo de textiles (por ejemplo, se hacían las lonas que se usaban para las velas de los primeros barcos, pues era un tejido que resistía el desgaste que producía la espuma del mar), comida o combustible. Además, presenta otras ventajas como que puede crecer en sitios con climas y suelos muy diversos, ya que es una planta resistente y de la que hay diferentes variedades. Por último, en algunos casos, necesita cantidades moderadas de agua y fertilizantes.

Uno de los diversos usos que se pueden aprovechar de la planta del cáñamo es como biocombustible, bien para ser quemada como tal o transformándola en carbón vegetal, metanol, metano, gasolina o biodiésel. Así, un combustible procedente de esta planta se podría usar tanto para hacer funcionar a vehículos con energía limpia como para quemar en las centrales térmicas de carbón.

La planta de cáñamo puede emplearse para producir etanol. De hecho, el Gobierno de los Estados Unidos está desarrollando un procedimiento para utilizarlo como combustible. También se puede usar el aceite de sus semillas para elaborar biodiésel. Un combustible de cáñamo es limpio y renovable. No causa tanta polución como los combustibles fósiles y, quizá lo más importante, no genera dióxido de carbono, por lo que no contribuye el cambio climático.

Habría que sumar otras ventajas, como es, por ejemplo, que, al ser un combustible procedente de biomasa, puede ser cultivado en cada país. Así, el autoabastecimiento energético puede estar al alcance de cualquier estado. Por supuesto, esto es válido para todo tipo de biomasa, no sólo el cáñamo.

La carrocería de un modelo de automóvil de Ford fabricado en 1941 estaba elaborada con cáñamo y habas de soja. Así mismo, en la actualidad, algunas piezas de coches están compuestas por fibras de cáñamo. El siguiente paso es que también el depósito de combustible se pueda llenar con derivados de esta planta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *