Gasolinera ecológica surtirá electricidad, hidrógeno, GLP y biocombustibles


En verano se instalará en Valencia (España) una estación de servicio que sólo dará combustibles ecológicos, ofreciendo sus servicios a vehículos eléctricos a aquellos que funcionen con bioetanol, biodiésel, gas licuado de petróleo (GLP), gas natural comprimido (GNC) o hidrógeno.

El proyecto será desarrollado por la Asociación Desafío Hipatia, en colaboración con el dueño de las gasolineras Ripoll. Según el presidente de dicha asociación, José María Amo, aunque las obras todavía no han comenzado, en unos meses, la estación, que se ubicará en la Marina Juan Carlos I, comenzará a funcionar. En esta estación se podrán recargar los vehículos eléctricos seleccionando el tiempo del que se dispone: se podrá elegir entre una recarga de diez minutos, una de dos horas o una de larga duración.
SEGUIR LEYENDO «Gasolinera ecológica surtirá electricidad, hidrógeno, GLP y biocombustibles»

Bioetanol a partir de paja y bagazo de caña de azúcar


Abengoa, compañía internacional que aplica soluciones tecnológicas innovadoras para el desarrollo sostenible en los sectores de la energía y el medio ambiente, ha sido seleccionada por el Banco Nacional para el Desarrollo brasileño (BNDES) y por el organismo de Fomento e Inversión de Estudios y Proyectos (FINEP) para adaptar su tecnología de etanol de segunda generación (la que no usa materiales que pueden servir de alimento) y desarrollar etanol a partir de la biomasa de la caña de azúcar.

El proyecto se enmarca en el Programa para la Innovación Industrial del Sector Sucroenergético (PAISS) y permitirá a Abengoa generar bioetanol y biobutanol a partir de la paja y el bagazo de la caña de azúcar.
SEGUIR LEYENDO «Bioetanol a partir de paja y bagazo de caña de azúcar»

Etanol de segunda generación a partir de residuos de madera


El bioetanol de primera generación se obtiene mediante la fermentación de azúcares procedentes de diferentes vegetales (maíz, remolacha, cebada…). El problema es que esas materias primas sirven para alimentar a las personas. El uso del bioetanol como combustible ha crecido en los últimos años en Europa, Estados Unidos, Brasil y Canadá, lo que ha repercutido en el precio de algunos alimentos.

La producción mundial total de bioetanol aumentó de 2001 a 2009 un 430%, con una tasa anual de crecimiento superior al 17%. El éxito en el uso del bioetanol se debe al aumento en el precio de los combustibles fósiles y a las ayudas gubernamentales que ha recibido en países como Brasil y Estados Unidos. Se ha conseguido incrementar la seguridad en el suministro doméstico de combustibles, reducir la emisión de gases de efecto invernadero y ayudar a las industrias y a las comunidades rurales.
SEGUIR LEYENDO «Etanol de segunda generación a partir de residuos de madera»

Las algas son la mejor alternativa a los combustibles fósiles


Los biocarburantes más usados hasta ahora, si bien presentan el gran beneficio de sustituir a los combustibles fósiles, elaborados con una materia que se agotará tarde o temprano y que, además, es mucho más contaminante, también están envueltos en polémica: se está usando toneladas de materia prima para hacer funcionar vehículos en vez de usarla para alimentar a la gente. Además, hay que añadir que, en los últimos años, hay escasez de tierra cultivable: cada vez somos más gente en este planeta, ya hemos superado la cifra de los 7.000 millones de personas poblándolo.

Así, los expertos cada vez tienen más claro que hay que apostar por otro tipo de combustibles que, del mismo modo, puedan sustituir a los fósiles, pero que no afecten negativamente a la seguridad alimentaria mundial. Numerosos investigadores apuestan por las algas. No sólo porque pocas personas se alimentan de ellas, sino porque son mucho más eficientes debido a su bajo contenido en celulosa, que hace que el proceso de convertirlas en metano a través de la degradación biológica sea más fácil.
SEGUIR LEYENDO «Las algas son la mejor alternativa a los combustibles fósiles»

Bioetanol poco ético en tierra de los guaraníes


A menudo los avances del ser humano se producen a costa de comunidades que prefieren seguir con su modo de vida tradicional. La economía global aplasta a la local, pasando por encima de derechos y territorios de tribus indígenas como una apisonadora. Que se utilicen biocombustibles es un gran avance para la humanidad, ya que evita la dependencia del petróleo y es una forma respetuosa con el medio ambiente de producir energía, pero, para un grupo de indígenas brasileños es un ataque a su ancestral modo de vida.

La tribu guaraní se siente atacada por la empresa petrolera Shell, ya que están usando unos territorios que han habitado durante siglos para la producción de etanol. Se trata del proyecto Raizen, para el que Shell se ha asociado con la empresa brasileña de producción de etanol Cosan. Estas dos empresas quieren llevar a cabo un proyecto de producción de biocombustible a partir de caña de azúcar cultivada en territorio guaraní. El progreso manda.
SEGUIR LEYENDO «Bioetanol poco ético en tierra de los guaraníes»

Eucaliptos para producir biocombustibles


Tal vez plantar eucaliptos no sea tan perjudicial para el medio ambiente. Antes de que se me echen encima ecologistas inflexibles, me apresuraré a decir que me refiero que puede tener algún beneficio aunque transforme el ecosistema donde se plantan. Me refiero al gran potencial que tienen los residuos de la madera de esta especie de árbol para producir biocombustible.

Así lo ha afirmado la ingeniera agrónoma y jefa del laboratorio de fermentación de la compañía Green Source, Elisa Alonso. Los eucaliptos, según la experta, pueden ofrecer la celulosa necesaria para producir bioetanol.
SEGUIR LEYENDO «Eucaliptos para producir biocombustibles»

La inestabilidad del petróleo encarece el bioetanol


El Centro de Investigación en Economía y Desarrollo Agroalimentario (CREDA) ha analizado el comportamiento de los precios del etanol en Brasil. El resultado es que existe una estrecha relación entre el coste de la energía y el coste de la caña de azúcar, la materia prima principal que se usa para elaborar etanol.

Hace años que Brasil apostó con decisión por el desarrollo de los biocombustibles. Su clima, las características de su tierra y ser un país donde tradicionalmente se han cultivado cereales son algunas de las circunstancias que le han llevado a convertirse en el segundo productor mundial (sólo detrás de Estados Unidos) de etanol, un biocombustible líquido que se elabora a partir de la caña de azúcar (aunque se pueden usar otras materias primas).
SEGUIR LEYENDO «La inestabilidad del petróleo encarece el bioetanol»

Energía y plásticos a partir de residuos alimentarios


Una planta piloto desarrollada por la Universidad de Valladolid está desarrolando la capacidad de obtener energía y polímeros (plásticos) de la celulosa procedente de residuos de la industria alimentaria. El proyecto de investigación va a crear una planta de demostración para intentar encontrar la financiación que haga posible la comercialización de la idea.

María Fernández, profesora de Tecnologías del Medio Ambiente de la Universidad de Valladolid, ha explicado que el proyecto consiste en el desarrollo de un proceso de despolimerización de la celulosa procedente de los residuos que se generan en la industria alimentaria. El método consiste en lograr que la celulosa sea soluble. Lo han conseguido en menos de un segundo, por lo que se pueden obtener otras substancias químicas de interés. La celulosa, presente en los vegetales, se convierte así en una fuente para la obtención de otros materiales.
SEGUIR LEYENDO «Energía y plásticos a partir de residuos alimentarios»

Usar cáñamo como biocombustible


El cáñamo es una de las plantas más productivas que se conocen. Antiguas civilizaciones ya la usaban para elaborar papel, prendas de vestir y otro tipo de textiles (por ejemplo, se hacían las lonas que se usaban para las velas de los primeros barcos, pues era un tejido que resistía el desgaste que producía la espuma del mar), comida o combustible. Además, presenta otras ventajas como que puede crecer en sitios con climas y suelos muy diversos, ya que es una planta resistente y de la que hay diferentes variedades. Por último, en algunos casos, necesita cantidades moderadas de agua y fertilizantes.

Uno de los diversos usos que se pueden aprovechar de la planta del cáñamo es como biocombustible, bien para ser quemada como tal o transformándola en carbón vegetal, metanol, metano, gasolina o biodiésel. Así, un combustible procedente de esta planta se podría usar tanto para hacer funcionar a vehículos con energía limpia como para quemar en las centrales térmicas de carbón.

SEGUIR LEYENDO «Usar cáñamo como biocombustible»

Etanol a partir de paja


Los biocombustibles son polémicos porque se usan cultivos que pueden ser usados para la alimentación. Sin embargo, tal polémica no tendría sentido si se usaran materias primas que no se pueden destinar al consumo humano. Son los llamados combustibles ecológicos de segunda generación, es decir, biocombustibles que no usan cultivos alimenticios.

Inbicon, una empresa danesa, está desarrollando etanol a partir de paja de cereal. Por tanto, con unos cuantos fardos de paja y el tratamiento adecuado se puede alimentar a los coches que funcionan con gasolina sin contaminar el planeta y aprovechando, además, un desecho natural.

SEGUIR LEYENDO «Etanol a partir de paja»