Es el momento del impulso definitivo de las renovables


Una de las consecuencias de la crisis nuclear que se está produciendo en Japón es que se ha vuelto a poner sobre la mesa, y con más fuerza que nunca, la necesidad de apostar por la energía renovable y limpia. El mundo entero mira a Japón con miedo y Europa, en particular, se replantea su política energética por completo. Con el problema del cambio climático en boca de todos y la prueba de que arriesgarse a que las instalaciones nucleares no fallen no puede ser una opción, la eólica, la solar, la mareomotriz y cualquier otra energía que use fuentes inagotables tienen que desarrollarse aún más rápido de lo que lo han hecho hasta ahora.

Uno de los países europeos que más ha estado a favor de lo nuclear, Alemania, se está replanteando especialmente su política. Hasta el punto de que ya han comenzado a debatir el mejor modo de sustituirla con el objetivo, a medio plazo, de abandonarla por completo.

SEGUIR LEYENDO “Es el momento del impulso definitivo de las renovables”

Almacenar energía en nitrógeno líquido


Una de las dificultades que tiene que superar las energías renovables es la posibilidad de almacenar la energía que se produce de una forma adecuada y eficiente. Algunos de estos modos de producir energía, al depender de fenómenos de la naturaleza, como el sol, el viento o la fuerza del mar, que no son constantes, necesitan de un método para almacenar esas rachas, esos momentos, en los que se produce energía de más, para, luego, transportarla donde sea necesario usarla. Por esta razón, en el sector de las renovables, no sólo se investigan nuevas formas de producir energía, sino también (y puede llegar a tener la misma importancia) métodos para almacenarla y transportarla.

La empresa inglesa Highview Power Storage está trabajando en el desarrollo de un nuevo material que sirva para almacenar energía: el aire líquido. Según sus responsables, este nuevo método puede alcanzar una eficiencia de hasta el 70% a un coste de 1.000 dólares (algo más de 700 euros) por kilovatio.

SEGUIR LEYENDO “Almacenar energía en nitrógeno líquido”

Bloom Box, generador de energía


El Bloom Box, desarrollado por la empresa Bloom Energy, es una nueva tecnología que genera energía eléctrica de modo parecido a como lo hace una pila o una celda de combustible. El Bloom Box se compone de placas fabricadas con arena de silicio recubiertas de un material secreto (esto recuerda un poco al ingrediente secreto de la coca-cola) que se supone que confiere al aparato las propiedades que hacen de este nuevo método algo tan especial.

El Servidor de Energía, como se podría traducir al español, recibe oxígeno por una parte y, por otra, combustible, que puede ser gas, gasóleo, gasolina, biocombustible, etcétera, y que, al entrar ambos en contacto, produce una reacción que genera electricidad. Por tanto, no es estrictamente una energía limpia, ya que puede funcionar usando combustibles fósiles, pero, al menos, no se produce combustión, por lo que la contaminación es mínima, y, por otra parte, se consigue generar más potencia eléctrica con la misma cantidad de combustible.

SEGUIR LEYENDO “Bloom Box, generador de energía”